Envío gratis al día siguiente en CABA y GBA en ordenes superiores a $15.000

Un adaptógeno es una sustancia capaz de regular la capacidad que tiene el cuerpo para adaptarse a factores adversos del ambiente. En este sentido existe una gran cantidad de alimentos como plantas y hongos que tienen capacidades consideradas como adaptógenas (Panossian, 2017)

Algunos ejemplos de adaptógenos son los hongos Lion’s Mane, Cordyceps, Reishi, Maitake y Chaga. Sus efectos en la salud se derivan de su contenido en polifenoles y otros compuestos bioactivos y actualmente cuentan con varios estudios que los respaldan como potenciales aliados para la salud (Venturella et al., 2021).

Muchos de estos tienen función antioxidante, los cuáles son moléculas que nos protegen del estrés oxidativo, del cual se derivan o acrecientan una gran cantidad de enfermedades metabólicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, además de retrasar los efectos del envejecimiento (Anwar et al., 2018)

Algunos adaptógenos tienen una importante función en la salud congitiva, ayudando a regenerar células nerviosas como es el caso del Lion’s Mane. Este tiene la capacidad de mejorar la memoria y prevenir el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson, así como retrasar los daños propios de la edad que pueden ocurrir en el cerebro (Venturella et al., 2021)

Por otra parte, estos hongos también son una fuente importante de prebióticos, los cuales son sustancias capaces de promover el crecimiento de bacterias benéficas en el intestino, conocidas en conjunto como la microbiota intestinal, la cual entre sus muchas funciones puede evitar el desarrollo de bacterias patógenas y prevenir o retrasar el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles (Jayachandran et al., 2017; Singdevsachan et al., 2016).

Es necesario incluir alimentos que no solo nos nutren, sino que nos ayuden a prevenir el desarrollo de enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, respiratorias y diabetes; las cuáles se encuentran entre las principales causas de muerte en el mundo(WHO, 2020).

La incorporación de alimentos como los hongos adaptógenos con sus múltiples beneficios a la salud pueden ser unos aliados tanto para la prevención de estas enfermedades como para su tratamiento (Jayachandran et al., 2017; Singdevsachan et al., 2016).


 

Bibliografía

Anwar, H., Hussain, G., & Mustafa, I. (2018). Antioxidants in Foods and Its Applications: Antioxidants from from Natural Natural Sources. https://doi.org/10.5772/intechopen.75961

Jayachandran, M., Xiao, J., & Xu, B. (2017). A critical review on health promoting benefits of edible mushrooms through gut microbiota. International Journal of Molecular Sciences, 18(9). https://doi.org/10.3390/ijms18091934

Panossian, A. (2017). Understanding adaptogenic activity: specificity of the pharmacological action of adaptogens and other phytochemicals. Annals of the New York Academy of Sciences, 1401(1), 49–64. https://doi.org/10.1111/nyas.13399

Singdevsachan, S. K., Auroshree, P., Mishra, J., Baliyarsingh, B., Tayung, K., & Thatoi, H. (2016). Mushroom polysaccharides as potential prebiotics with their antitumor and immunomodulating properties: A review. Bioactive Carbohydrates and Dietary Fibre, 7(1), 1–14. https://doi.org/10.1016/j.bcdf.2015.11.001

Venturella, G., Ferraro, V., Cirlincione, F., & Gargano, M. L. (2021). Medicinal mushrooms: Bioactive compounds, use, and clinical trials. International Journal of Molecular Sciences, 22(2), 1–31. https://doi.org/10.3390/ijms22020634

WHO. (2020). World Health Statistics 2020 Monitoring Health For The SDGs. In WHO (Vol. 5, Issue 1). http://www.akrabjuara.com/index.php/akrabjuara/article/view/919