Envío gratis al día siguiente (comprando antes de las 18) en CABA y GBA en ordenes superiores a $20.000

Cordyceps es un hongo que se puede encontrar principalmente en las regiones altas de Asia, a más de 3800 metros de altura. Es conocido desde hace al menos 300 años en la medicina tradicional China por sus múltiples beneficios a la salud, atribuidos en su mayoría a su principal componente bioactivo, la cordicepina (Ashraf et al, 2020).

Este hongo se destaca por contener una elevada cantidad de proteínas y carbohidratos y un muy bajo contenido de grasa y calorías. En este también podemos encontrar vitaminas como la B, E y K así como una gran cantidad de minerales entre los que se encuentran el hierro, calcio y magnesio (Ashraf et al, 2020).

Se ha estudiado su efecto en la prevención y tratamiento del cáncer demostrando que el principio activo del Cordyceps, la cordicepina, puede inhibir la proliferación de células cancerígenas y aumenta la muerte celular de estas, por lo que podría funcionar como terapia coadyuvante para el tratamiento del cáncer (Jędrejko et al, 2021).

Cordyceps es también un potente aliado para nuestra salud cardiovascular ya que se ha encontrado que es capaz de reducir los niveles de colesterol LDL en sangre, así como los niveles de triglicéridos (Ashraf et al, 2020). Además, posee un potente efecto antioxidante y es capaz de disminuir la formación de trombos (Mehra et al, 2017).

Entre otros efectos positivos que tiene el alimento se encuentra su efecto antifatiga. Similar al suplemento creatina, el consumo de Cordyceps puede aumentar los niveles de energía en el cuerpo. Estudios tanto en personas como en animales han demostrado que su consumo puede mejorar el rendimiento físico (Jędrejko et al, 2021).

Entre otros beneficios que tiene el alimento se encuentra la reducción en los niveles de azúcar, una mejora en el sistema inmune y posee un potente efecto antiinflamatorio (Jędrejko et al, 2021).

Ningún estudio ha reportado que haya efectos adversos a la salud por su consumo. Los efectos positivos se observan desde el consumo de 1,5g a 12g al día y la forma más común de consumirlo es mediante una infusión; aunque también se puede agregar a sus preparaciones (Jędrejko et al, 2021).

Bibliografía

Ashraf, S. A., Elkhalifa, A. E. O., Siddiqui, A. J., Patel, M., Awadelkareem, A. M., Snoussi, M., Ashraf, M. S., Adnan, M., & Hadi, S. (2020). Cordycepin for Health and Wellbeing: A Potent Bioactive Metabolite of an Entomopathogenic Medicinal Fungus Cordyceps with Its Nutraceutical and Therapeutic Potential. Molecules, 25(12). https://doi.org/10.3390/molecules25122735

Mehra, A., Kama,U. Zaidi, A. (2017). The health benefits of Cordyceps militaris - a review. Kavaka, 48(1), 27–32.

Jędrejko, K. J., Lazur, J., & Muszyńska, B. (2021). Cordyceps militaris: An overview of its chemical constituents in relation to biological activity. Foods, 10(11). https://doi.org/10.3390/foods10112634